Facebook03redTwitter03redYoutube03red  instagram

News03

 

Revista digital para todas las escuelas de la red

Hablamos de actividades para el aula, de noticias del sector de la educación infantil, de temas relacionados con la gestión del centro, del día a día de nuestras escuelas… y de todo aquello que sea útil, para cada uno de vuestros centros.

Al llegar el verano, la escuela cambia su actividad … pero no su calidad

16/05/2018

 

Por fin ha llegado el buen tiempo y en la escuela infantil todo está revolucionado, los niños/as y las seños quieren estar en el patio, nos ponemos el uniforme de verano y ¡las siestas duran mucho más!


summer

 

Cuando acaba la fiesta de fin curso, parece que todo se queda en silencio, las aulas se vacían de trabajos, de carpetas, de diplomas, de birretes...

 

Dos, tres días y, comenzamos de nuevo, la escuela se viste de verano, gafas de sol, sombreros de paja, gorras y vestidos fresquitos. Nos ponemos nuestras mejores galas para presentar nuestros servicios en esta época del año.

 

Hay muchas familias que buscan una escuela infantil para los días que sus vacaciones laborales no coinciden con las de sus hijos/as, y buscan un sitio donde los niños/as pasen unos días divertidos mientras aprenden.


Lo primero que la dirección debe hacer es preparar junto con su equipo “el verano en la escuela”.


Es cierto que la competencia de los campamentos de los Ayuntamientos es fuerte y que los equipos a estas alturas están muy saturados de ideas para inventar… por eso vamos ver qué ofrece la competencia:


•    Campamentos con temáticas atractivas;
•    Talleres de manualidades y visitas a entornos culturales;
•    Actividades acuáticas y deportivas;
•    Dinámicas medioambientales;
•    Bilingüe;
•    Instalaciones adaptadas a 0-6 años;
•    Programas para desarrollo de habilidades sociales y creativas;

 

Todo esto sirve para localizar nuestro mercado y distinguirnos por aquello que somos y sabemos, que es trabajar con calidad.


De otro modo, si tratamos alcanzar lo que otros hacen, no solo no triunfaremos sino que generaremos angustia y descontrol en el equipo educativo. Por ejemplo, además de tener en cuenta si en nuestras instalaciones podemos organizar una gymkana, debemos pensar si este tipo de actividades están adaptadas a nuestros alumnos/as y si son de su interés.

 

Por ello, para estos meses de verano en los que nuestros clientes se van de vacaciones y necesitamos animar la facturación vamos a plantearnos:


•    Ofrecer una propuesta lúdica adaptada a nuestra escuela;
•    Establecer el equipo que estará a cargo de los alumnos/as durante el campamento (si fuera necesario contratar a alguien, que sea de confianza);
•    Organizar los grupos en edades compatibles y no mezclar de forma descompensada;
•    Ofrecer flexibilidad tanto horaria como organizativa, ya que el verano tiene que ser más relajado;

 

Lo difícil no es hacer que entren clientes potenciales a tu centro, sino fidelizarlos porque el verano también es una oportunidad de hacer matrículas para el próximo curso. Así que, ¡ponte con ello y aprovecha el buen tiempo!