Facebook03redTwitter03redYoutube03red  instagram

News03

 

Revista digital para todas las escuelas de la red

Hablamos de actividades para el aula, de noticias del sector de la educación infantil, de temas relacionados con la gestión del centro, del día a día de nuestras escuelas… y de todo aquello que sea útil, para cada uno de vuestros centros.

“Utilicemos el tiempo como una herramienta, no como un vehículo"”

John F. Kennedy

11/04/2018


Este mes vamos a continuar con nuestro intento por mejorar la gestión del tiempo, por lo que una vez que hemos realizado el trabajo de clasificar y hemos asumido aquellas tareas que son sólo de dirección, es el momento de establecer una estrategia para llevarlas a cabo.

ladronesdetiempo

 

Pensaremos en plazos diarios, semanales o mensuales y organizaremos las tareas en la agenda en el orden de prioridad. De esta forma, sabremos que es preciso ejecutarla en esa fecha y no lo dilataremos en el tiempo. Esto hace que estandaricemos nuestras funciones en una rutina y permitirá que tengamos mejor disciplina para nuestro desempeño.


Todo esto resultaría perfecto si no aparecieran los famosos ladrones de tiempo, que son por ejemplo:

 

  • Las visitas inoportunas: a veces no sabemos decir que no y atendemos en cualquier momento una visita. Es cierto que las matrículas son nuestro principal interés, pero si el momento no es el más adecuado, puede que tengamos un resultado adverso. Por lo que puede ser recomendable preguntar si es posible concertar la visita otro día o en otro horario.
  • Reuniones: son necesarias pero a veces se extienden demasiado porque no se ha establecido un guión o porque este se desaprovecha.
  • La dilación o la dejación: es posible que en este análisis nos hayamos dado cuenta de que aquello que solemos dejar para más tarde es aquello que no nos gusta o nos cuesta más. Por ello al tener nuestras tareas organizadas en la agenda no nos podremos evadir…

 

¿Qué conseguiremos si llevamos a cabo estas estrategias?

  1. Ganar rendimiento sobre el tiempo
  2. Motivar y promover la iniciativa
  3. Hacer previsiones
  4. Reducir la ansiedad

Esperamos que con estos dos números os hayamos podido ayudar en esa difícil tarea de gestionar el tiempo para lograr una mayor armonía y dedicación en la dirección de la escuela.